Conciliar, acordar y ejecutar en medio de la diferencia

Conversamos con Lina Andrea López, Politóloga de la Universidad Nacional, Estudiante del Master en Ambiente y Desarrollo en la Universidad Nacional y quien además, es líder del proyecto Conservación para el Desarrollo y la Paz a nivel nacional.

En la charla aclaramos algunas dudas y conceptos en lo que tiene que ver con el desarrollo de este proyecto, las líneas de acción y sus principales alcances.

¿Por qué deciden trabajar en el Caquetá?

La Unión Europea ha venido trabajando desde distintos enfoques uno de ellos es construcción de Paz, y desde hace varios años, en realidad vienen trabajando en Colombia desde el 2002, a través de una estrategia que ellos apoyaron con el Gobierno Nacional y con distintas entidades del orden nacional, denominados Laboratorios de Paz.

En Colombia hubo tres laboratorios de paz en distintas zonas de conflicto: Magdalena Medio, Oriente Antioqueño, Norte de Santander, Macizo Colombiano, Montes de María y el Piedemonte Llanero.

A raíz de los aprendizajes que se generaron en estos laboratorios se trabajó en estas mismas regiones, procesos de consolidación llamados convenios de desarrollo regional paz y estabilidad y se pensó la posibilidad de trabajar en nuevos territorios donde hubiese un trabajo con comunidades en conflicto, se crea entonces, el convenio Nuevos Territorios de Paz (NTP).

NTP tiene presencia en 4 territorios de Colombia: Canal del Dique, Guaviare, Bajo Magdalena y Caquetá.

En el marco de NTP la Unión Europea realizó una convocatoria de proyectos a nivel nacional. Patrimonio Natural en su interés de trabajar por la Conservación de la biodiversidad en el piedemonte Amazónico, se presenta a esta convocatoria, resultando el proyecto aprobado, entonces Patrimonio Natural ejecutó dicho proyecto a través de un programa llamado Conservación y Gobernanza.

¿Cuáles son las Principales línea de trabajo de este proyecto?

Este proyecto tiene dos socios fundamentales, uno que es el Instituto SINCHI y El Comité Departamental de Ganaderos del Caquetá, el proyecto tiene el objetivo de trabajar por el desarrollo económico local sostenible, por la conservación de la biodiversidad del piedemonte amazónico y por un trabajo de apoyo de fortalecimiento a actores locales de la sociedad. Esos son los tres puntos fundamentales del proyecto, estamos hablando que hay un componente de Sostenibilidad Productiva o inclusión productiva sostenible que promueve la conservación y otro componente que es el de Participación Ciudadana o de generación capacidades a actores locales en temas de Gobernabilidad y Gobernanza.

¿Qué se han encontrado en el territorio?

Encontramos la necesidad de generar un equilibrio entre el desarrollo económico y la conservación, teniendo en cuenta la vocación productiva que tiene el territorio Caqueteño que es ganadera, buscamos encontrar alternativas de trabajo que generara a los productores beneficios económicos con una invitación a la conservación. Encontramos alto porcentaje de deforestación y, que una de las principales causas es la ganadería extensiva y las malas prácticas productivas, nuestra intensión fue aportar para mejorar esas habilidades productivas generando a la vez un compromiso de conservación de Hectáreas de montaña y nacederos, como bien lo dicen los productores participantes del proyecto: “si no hay agua no hay nada, si no hay bosque no hay nada”. Esa ha sido una de las experiencias más interesantes y gratificantes, el poder cambiar un poco esa percepción de los productores quienes se están apropiando de su biodiversidad en equilibrio con la conservación.

Por el lado de la participación nos encontramos gratamente con una amplia gama de OSB (Organizaciones Sociales de Base), gremios locales e instancias de participación con una necesidad de mejora y de avanzar en sus ejercicios participativos y de incidencia en el territorio; a partir de allí, bajo distintas metodologías de fortalecimiento a OSB, a instancias de participación y otras metodologías transversales como “Acción sin Daño”, los participantes de los procesos aprendieron a identificar cuáles son las mejores herramientas en beneficio del territorio. El proyecto tiene una duración específica, pero lo que nos interesa desde Patrimonio Natural como fondo de conservación de biodiversidad y desde nuestros socios locales, es dejar unos ejercicios y aprendizajes ‘instalados’ en el territorio porque son para ellos fundamentalmente estos aprendizajes.

¿Cuánto duró el proyecto?

El proyecto se ejecutó durante 30 meses, en los municipios de Belén de los Andaquíes, San José del Fragua, Albania, Milán, Valparaíso y Solita.

El proyecto se enmarca dentro del programa Conservación y Gobernanza, que es otro proceso que viene acompañado por la cooperación internacional por medio de la cooperación Americana a través de USAID; Este proyecto va hasta a 2020, todas nuestras actividades van encaminadas al desarrollo en formación técnica, Paisajes sostenibles y fortalecimiento de la gobernanza territorial, el Proyecto Conservación para el Desarrollo y la Paz hace parte de este gran programa que esta en otros municipios como lo son Doncello, Montañita, Puerto Rico, Florencia, Paujil.

¿Qué dificultades encontraron en el desarrollo del proyecto?

Considero que Caquetá es un territorio de oportunidades, donde hay mucho por hacer, más que una dificultad hay una oportunidad para conciliar, acordar y ejecutar en medio de las diferencias, de hacer diálogos respetuosos con instancias, entidades que tal vez no tienen el mismo pensamiento, el diálogo siempre ha sido constructivo, se puede aportar a este territorio diverso con necesidades comunes y avanzar en el proceso.

¿Que otros aportes trajo el proyecto?

Hubo un aporte importante en la relación desarrollo, conservación y ordenamiento territorial. Con las comunidades se han construido soluciones productivas y de participación, eso es fundamental a la hora de generar consciencia de que el caqueteño es agente de su propio desarrollo y el principal actor para generar cambios en su territorio, sea vereda, finca, instancia, organización social. Hemos aportado a ese fortalecimiento de organizaciones que la misma comunidad ha creado y que más adelante pondrán su conocimiento y experiencia como Sociedad Civil. Son 130 familias que están participando en la Inclusión productiva sostenible, que promueven conservación por medio de Sistemas Agroforestales y Sistemas Silvopastoriles. Presentamos la estrategia de capacitación en Acción sin Daño para 210 beneficiarios. Apoyamos el desarrollo del Diplomado Gobernanza y Visión Prospectiva ejecutado por la REDCaquetáPaz. Está la convocatoria de apoyo Financiero a Terceros o pequeñas donaciones de las cuales 5 fueron seleccionadas. Se ejecutó un proceso de fortalecimiento a OSB, donde 29 organizaciones entre gremios, JAC, y OSB hicieron el ejercicio de pensarse y repensarse como organizaciones y estamos trabajando con 19 instancias de participación generando pactos sociales territoriales donde las administraciones se comprometen con Comités Territoriales de Planeación, Comités Municipales de Desarrollo Rural, CIDEAS, Plataformas Juveniles, a ejecutar planes de fortalecimiento de esas instancias. Son acciones muy puntuales pero la idea es que esto le quede al territorio, oportunidades de seguir creciendo, de seguir construyendo una Caquetá querida y una vida querida, en el marco del proyecto.