Fortalecimiento de capacidades e intercambio de experiencias como incentivo para la conservación de las fuentes hídricas de Cundinamarca

Yo Protejo ¡Agua para Todos! trabaja en la generación espacios y alianzas que permitan que las personas vinculadas a la iniciativa obtengan herramientas que complementen las acciones de conservación llevadas a cabo para proteger las fuentes hídricas del departamento.

El pasado 16 y 17 de septiembre, habitantes de los municipios de Pasca, Guaduas, Villeta, Choachí, La Vega y Silvania que hacen parte del programa Yo Protejo ¡Agua para Todos! – incentivos a la conservación tipo Pago por Servicios Ambientales de la Gobernación de Cundinamarca -visitaron fincas demostrativas del proyecto Ganadería Colombiana Sostenible, en las que tuvieron la oportunidad de conocer experiencias de producción ganadera que integra el uso de diferentes tipos de árboles (sistemas silvopastoriles) y la conservación de bosques nativos en las fincas, mientras mejoran su productividad.

Esta gira, realizada en San Francisco (Cundinamarca), Belén y Santa Rosa de Viterbo (Boyacá), tuvo como objetivo propiciar un intercambio de experiencias, que permitiera evidenciar que la implementación de procesos productivos asociados a la restauración ecológica y las prácticas sostenibles son económicamente viables y que contribuyen al mejoramiento de las condiciones de vida de los productores, puesto que a través de la adopción de estos sistemas, es posible  elevar la productividad de las fincas y mejorar y/o mantener los recursos naturales, lo  que va de la mano con la prestación de servicios ecosistémicos de los que dependen comunidades completas.

A través de la visita a 3 fincas demostrativas, en las que se llevan a cabo procesos de restauración ecológica, manejo rotacional de potreros, sistemas silvopastoriles y en los que hay presencia de acueductos ganaderos y herramientas para el manejo de aguas residuales de la producción pecuaria, tanto los beneficiarios como el equipo técnico Yo Protejo ¡Agua para Todos! ampliaron sus conocimientos y adquirieron nuevas herramientas para el mejoramiento de las fincas vinculadas al programa. De igual manera, la experiencia aportó lineamientos a los asistentes sobre prácticas sostenibles que viabilizan la implementación de este tipo de sistemas de producción, que erróneamente suelen ser asociadas a costos altos de implementación, reducción de la productividad y bajos ingresos.

Con la apertura de estos de espacios, Yo Protejo ¡Agua para Todos! busca complementar su programa de formación y capacitación y además labrar el camino para que las comunidades que habitan en las áreas de importancia estratégica para la conservación de los recursos hídricos, descubran, a partir de experiencias reales, y sean difusores de estas nuevas formas de interactuar con el territorio, en las que la rentabilidad y productividad de las fincas se ven fortalecidas gracias al manejo responsable de los recursos.

¡Síguenos en nuestras redes!