Laboratorios de Innovación Comunitaria escenarios de paz para el aprendizaje en el hacer

Convencida de que los procesos sociales requieren de muchas metodologías y herramientas, Ana María Villar Uribe Líder técnica del laboratorio de Innovación Comunitaria (LIC) se dedica a adoptar y adaptar metodologías para la parte social.

Ingeniera Industrial, de la Universidad del Valle con Maestría de la Universidad de los Andes, nos cuenta acerca de las acciones que se llevan a cabo dentro del marco del LIC.

Concebido dentro del programa Conservación y Gobernanza el LIC es un escenario de paz, donde los líderes sociales del territorio, en este caso Belén y San José, tienen la oportunidad de desarrollar espacios en donde puedan lograr nuevas formas para intervenir su territorio, presentar alternativas y lograr aprendizajes que puedan consolidar su liderazgo.

Nuestro laboratorio tiene unas características metodológicas: a través de la metodología U, que consta de cinco fases que van desde la idea, en donde la persona empieza a percibir qué es lo que el entorno le está mostrando; la creación de prototipos y evolución de estos en los ecosistemas económicos, políticos, sociales en los que quiere influenciar; hasta el desarrollo de alternativas novedosas que lleven a nuevas formas de intervenir sus comunidades y mejorar la calidad de vida de estas.

Inició en 2015 con una visita de exploración a los municipios donde tenían sede dos de las organizaciones que, desde Patrimonio Natural, se vislumbraban como de gran importancia para el quehacer en el territorio. Nos entrevistamos con sus líderes: en San José con María Campo directora de Cordespa Corporación para el Desarrollo Sustentable del Piedemonte Andino Amazónico y en Belén con Sandra Cuellar coordinadora del Consejo por la Vida y la Cultura del Agua. Se les presentó la metodología, pero abiertos a ampliar el rango de metodologías. Llegamos a 15 metodologías complementarias que se fueron desarrollando en cada una de las sesiones; se hizo un diagnóstico previo de cómo esa propuesta metodológica beneficiaría su desarrollo como organización.

Con Cordespa se buscaba el fortalecimiento organizacional para su intervención en el territorio. Con el Consejo se orientó hacia el fortalecimiento, pero teniendo en cuenta que es una organización de segundo nivel y que cada una de las personas que iban a llegar al laboratorio representaban a otra organización, era una posibilidad de replicar lo aprendido en otras organizaciones.

Era un reto captar su atención, además de que era un proceso largo que duró cerca de 8 meses, era un proceso continuo que iba a necesitar la dedicación de un día, una vez al mes. Fue un reto diseñar espacios para que las personas estuvieran en todos los talleres, abrieran su corazón, mente y voluntad y brindarán un valor agregado a los demás talleres que habían recibido, vieran valor en esas metodologías, las implementaran y así cumplir las expectativas.

Cada sesión de laboratorio nos daba insumos para que la adaptación fuera más fina y respondiera a la complejidad creciente del laboratorio. Es un reto que se les entregó para que mediante el aprender en el hacer configuraran un liderazgo más fuerte en sus territorios, pero también que pudieran enfrentarse a la necesidad, no solo de recibir información sino de desarrollar acciones concretas. El canal escogido fue trabajar a través del ser, cada sesión se enfocaba en determinar, reconocer y resaltar cada una de las fortalezas, valores y activos de cada uno de los líderes que juiciosamente nos acompañaron, fortalecer el tejido social no solamente en las organizaciones sino entre las organizaciones y lograr una coherencia.

Respuesta de los lideres

Tuvimos presencia constante de 7 Consejeros, debido al cambio de gobierno solo tuvimos 3 invitados representantes de las instituciones, con ellos lastimosamente no hubo presencia constante, porque hubo relevo, sin embargo, después continuaban muy pendientes de la evolución y nos acompañaron hasta el final. El Consejo también tuvo una reestructuración y algunos que eran consejeros ya no lo son, pero igual continuaron siendo parte del laboratorio hasta el final.

Con Cordespa tuvimos 8 personas de manera constante, hay que resaltar que estas personas tuvieron una presencia infaltable a pesar de que este fue un proceso largo y confrontador. Tuvimos otras 5 personas que por obligaciones personales no estaban de manera constante pero se sumaron a las 20 personas que formaron el grupo base que iniciamos.

Actualmente trabajamos con los líderes de cada prototipo por Cordespa tenemos 7 prototipos y 6 lideres, de parte del Consejo 7 prototipos.

Qué es un prototipo?

Un prototipo es una iniciativa enmarcada en un proceso de aprendizaje, se desarrolla una idea en un tiempo y con unos recursos definidos para que emerja el conocimiento o los aprendizajes que esa iniciativa conlleve, de manera rápida pero concienzuda.

Es un pequeño proyecto, que cuenta con una pequeña donación y un tiempo definido, en el caso de los prototipos fueron 6 meses.

El objetivo es que se convierta en el medio por donde emerge el conocimiento ya sea por casos de éxito o de error, esto es muy importante dentro del proceso de prototipaje, el error como algo para ser, analizado y donde también se derivan aprendizajes importantes.

Permite mediante el tiempo, definición clara de roles, lugar y tiempo de implementación, planes ambientales que acompañan los prototipos, indicadores de seguimiento que permiten trazar resultados de manera cuantitativa y especificar cuáles características de esa iniciativa se pueden escalar, para que sea política pública, programa o modelo a implementar. Es una figura traída de los procesos de desarrollo de software, que tiene diferentes versiones y cada versión tiene mejoras teniendo en cuenta la interacción con el usuario.

El prototipo a nivel social nos permite interactuar con el territorio, comunidad, actividad económica, o el aspecto a intervenir por medio de elementos como tiempo establecido, recursos optimizados, roles definidos; para llegar al aprendizaje, sistematizarlo y de ahí tomar la decisión con mucho mas certeza de si esa es la línea o no a intervenir.

Prototipos de San José.

El prototipaje debe tener un alineación con coherencia organizacional y un tema de intención común que motive esos prototipos, tratamos que esos prototipos tengan una vida propia pero que se interrelacionen de manera adecuada con los otros prototipos para generar mayor impacto. En el caso de Cordespa, teniendo como su principal activo el conocimiento técnico y el arraigo de sus socios al territorio, se desarrolló el modelo de la Finca Climáticamente Inteligente del Piedemonte Amazónico. El modelo está conformado por 7 prototipos, de los cuales 4 ya iniciaron y otros 3 son complementarios. Esos prototipos están orientados a desarrollar un modelo por medio del cual las fincas y en general el territorio puedan tomar medidas de adaptación al cambio climático pero que respondan efectivamente a la realidad del Caquetá.

Existen muchos modelos de adaptación pero con realidades, características y culturas distintas. Este modelo de la Finca Climáticamente Inteligente del Piedemonte Amazónico permite conjugar los aspectos técnicos de Cordespa, el saber local de las personas beneficiarias del modelo y tener un espacio demostrativo en este caso el predio de la persona que decidió hacer parte de este proyecto, en donde se llevarán a cabo los 7 prototipos y de esta manera convencer mediante hechos y datos, a las demás personas que hacen parte de todo el territorio de influencia de Cordespa para que den la bienvenida a este modelo.

Las aristas de este modelo son: biodigestor, seguridad alimentaria, generación dentro de la misma finca de fortalecimiento económico que se adapta al cambio climático, permite un mejoramiento de la calidad de vida y mejora sus competencias mediante nuevas alternativas que respondan a las características propias de los suelos caqueteños.

Belén

En Belén, hubo una connotación distinta, fue un proceso muy interesante en donde con todos los consejeros trajimos un modelo de Sídney Australia, ellos habían desarrollado un modelo para las ciudades sensibles al agua y lo trajimos a colación con el Consejo porque ellos habían desarrollado una agenda a 50 años y una medida para determinar mediante una escala que ellos desarrollaron, el grado de madurez como ciudad sensible al agua, trajimos el modelo, lo adoptamos y adaptamos con los consejeros. Se tomo el agua como eje central de los prototipos, intentando tener coherencia con la ordenanza que le da vida al Consejo, la figura de municipio verde como lo es Belén y las competencias y activos que tienen los consejeros.

Llegamos a 7 prototipos todos relacionados con el agua, su preservación y el relacionamiento de la comunidad con sus ríos que bañan el territorio de Belén. Se vislumbraron 7 alternativas que van desde un transporte ecológico hasta escuelas itinerantes, pasando por medidas de prevención de enfermedades relacionadas con el agua, alternativas artesanales para los menajes que se utilizan y evitar la contaminación hídrica por la utilización de residuos no biodegradables, las escuelas itinerantes, 25 vigías del agua, vivero donde se preserve la identidad de todas las plántulas propias de Belén, por medio del cual se pueda reforestar las zonas aledañas a los ríos. Otras dos alternativas es el diagnóstico de viviendas sostenibles, para lograr las unidades habitacionales de Belén. Por último se quiere hacer un festival que celebre la ordenanza que dio inicio al Consejo y la idea es hacerlo a finales de noviembre de todos años.

Retos para después del acompañamiento

Se debe acompañar, el gran reto del hacer, liderar, mediante el hacer, contamos con un insumo fundamental y son los participantes, el Laboratorio no es de Patrimonio, es de quienes hacen parte de el, fue una propuesta de Patrimonio como organización que interviene en el territorio y quiere fortalecer las competencias de sus líderes, pero el éxito y el crecimiento del Laboratorio radica en los líderes que hacen parte de el, dejamos la capacidad instalada, para que estos prototipos puedan escalar a estrategias de mayor envergadura, otro reto es convocar a las instituciones, llamar la atención mediante el hacer y los resultados, para que se permita, mediante nuevos recursos o políticas públicas a nivel municipal o departamental, que estas iniciativas se conviertan en algo sustentable a largo plazo.

Otro reto fue la optimización de los recursos actuales, tanto los recursos económicos como los activos con los que iniciaron los lideres y los que fortalecieron en el camino, son las vías mas importantes para lograr que eso se concrete en la coherencia. El diseño fue de largas sesiones, de reflexiones profundas a nivel individual y grupal, también entre las Organización se tejió una red interesante entre el Consejo y Cordespa y sobretodo el compromiso, sin ese compromiso de los lideres sociales, muy seguramente el laboratorio no hubiera tenido la repercusión que ha tenido hasta ahora.

Necesitamos que los prototipos sean coherentes basados en una estructura técnica, el empoderamiento de los líderes con su territorio, el relevo generacional y la gran necesidad de dar respuesta a los cambios evidentes en el territorio, incidencia del cambio climático.