Los sistemas de producción sostenible en Caquetá, una alternativa de desarrollo local

El Caquetá es un territorio privilegiado por su riqueza en aguas, tierra y bosques, sin embargo históricamente ha sufrido constantes transformaciones en sus medios naturales, provocados por el mal uso del suelo y la explotación de los recursos. Según el monitoreo de bosques y carbono realizado por el IDEAM en 2015 es el departamento de la Amazonía Colombiana con mayor deforestación; de las 124.035 Hectáreas (Has) afectadas a nivel nacional, este territorio aportó el 19,2% con 23.812 Has.

“Para el Fondo Patrimonio Natural y para el Sinchi, ha sido un avance inmenso lograr la generación de corredores de conectividad, la valoración de las vías ecosistémicas y la implementación de sistemas sostenibles de producción, que buscan revertir la deforestación que sufre el departamento del Caquetá, esto no habría sido posible sin el compromiso de las comunidades porque han entendido que este proceso es de ellos y que la sostenibilidad a largo plazo es posible solamente con su ayuda”, Bernardo Betancourth, Sinchi.

Según Bernardo Betancourth Parra – profesional del Instituto de investigación científica para la Amazonia Colombiana – Sinchi. Los sistemas o modos de producción que vienen adelantando las comunidades campesinas colonas del Caquetá, en gran medida no guardan relación con la vocación de los suelos amazónicos: “Son sistemas productivos foráneos que no tienen posibilidad de replicarse en nuestro medio amazónico sin generar consecuencias negativas en estos ecosistemas. Los sistemas del departamento se desarrollan con grandes dificultades en términos económicos, sociales y ambientales. Por ejemplo, entendemos que una de las actividades importantes es la ganadería, pero manejada desde una lógica extensiva y esto ha provocado un grave impacto ambiental, procesos de deforestación, pérdida de bosques y de los recursos que nos pueden servir del medio natural”.

Teniendo en cuenta este panorama, el Proyecto Conservación para el Desarrollo y la Paz ejecutado por Patrimonio Natural en el marco del Programa Conservación y Gobernanza en alianza con el Instituto Sinchi y el Comité de Ganaderos del Caquetá, trabajaron juntos con el propósito de aportar a la construcción de un modelo de desarrollo local a partir de procesos de inclusión socioeconómica, en este caso la implementación de 180 Has en sistemas agroforestales, 210 Has en sistemas silvopastoriles con 130 familias de tres municipios del Sur del Caquetá: San José del Fragua, Belén de los Andaquíes y Albania.

Los métodos utilizados se basaron en la participación de las familias productoras y el acompañamiento predial de los profesionales en campo, el paso a paso inició con la selección de los beneficiarios de la iniciativa, ejercicio que al ser acompañado por las Juntas de Acción Comunal de cada uno de los municipios, permitió vincular pobladores realmente interesados en la conservación del medio ambiente. “Para nosotros como equipo técnico fue clave el acompañamiento directo a los productores, hoy tenemos ganaderos trabajando en los sistemas silvopastoriles y agroforestales, antes solamente tenían caucho y hoy le están apostando a otras especies conservando las fuentes hídricas y las franjas de protección que por mucho tiempo fueron intervenidas, es satisfactorio ver como el mismo productor tomó la decisión de contribuir al medio ambiente generando otras opciones de ingreso para él y su familia ”,Carlos Fernando Fernández – Profesional de Campo del Instituto de investigación científica para la Amazonia Colombiana – Sinchi.

En total se comprometieron 2.470 Has mediante acuerdo de conservación y a la par se realizó la caracterización de más de 130 predios para analizar las condiciones de desarrollo rural de los tres municipios, así mismo se desarrollaron modelos productivos agroforestales y silvopastoriles que permiten un ingreso económico ambientalmente sostenible y se convierten en un referente para futuras intervenciones en esta zona del país. “Este proyecto ha sido un beneficio para nosotros porque le hemos aportado al cuidado del medioambiente trabajando los cultivos como el cacao o el plátano sin tener que deforestar y así mismo lo que producimos nos sirve para vender y tener un ingreso adicional, estoy inmensamente agradecido por la guía y el acompañamiento que nos brindaron para aprender a sembrar de una nueva manera y espero que logremos darle continuidad a este trabajo y que no termine aquí”, Fernando Collazos – Productor San José del Fragua, Vereda La Paz.

Son múltiples los aportes del proyecto a las comunidades participantes, uno de ellos fue el acompañamiento a la planificación del desarrollo de sus fincas desde sus realidades familiares, lo que les brindó a los productores caqueteños nuevos conocimientos en temas medioambientales. En palabras del investigador y coordinador del proyecto en Sinchi, Bernardo Betancourth, este proceso le ha permitido a la comunidad generar espacios de empoderamiento por la transparencia y confianza con las comunidades. “A los productores se les ha tenido en cuenta en cada una de las etapas y podemos afirmar que después del acompañamiento se dio un cambio de mentalidad en muchos de ellos, comprendieron que es posible trabajar sus cultivos de manera ambientalmente sostenible y conservando las riquezas del territorio, sin dejar a un lado el sostenimiento de sus familias”.

“Yo aprendí a querer mi pedacito de tierra, pensé que no servía para nada porque estaba en una loma, pero con el acompañamiento de ustedes he aprendido bastante sobre el tema de reforestación, de conservación, lo importante es que no nos dejen solos y que nos continúen acompañando ” Eduardo Silva, Productor Belén de los Andaquíes.