La Ruta del Queso en Caquetá con nuevos aliados para disminuir deforestación.

Durante esta semana chefs del grupo Takami que agrupa restaurantes como:  Osaki, Sipote, 80 Sillas, Central Cevichería, Horacio Barbato, La Fama BBQ, y tres de sus más recientes aperturas, Ugly American Bar & Grill, Black Bear y Cacio & Pepe, estuvieron recorriendo la Ruta del Queso en Caquetá, conociendo las empresas proveedoras de queso y mantequilla de la Marca Colectiva Q.C  y dialogando con los productores de la región. El grupo apoya mediante la compra de los productos a proveedores locales que estén desarrollando un tipo de ganadería sostenible que contribuye a disminuir la deforestación en la región como parte de la estrategia de sostenibilidad, responsabilidad social y compras sostenibles del grupo Takami.

La Ruta del Queso surgió como estrategia sectorial para el fortalecimiento de la cadena de valor láctea que adelanta el Comité de Ganaderos departamental con el apoyo del programa Conservación y Gobernanza en el Piedemonte Amazónico y hoy en día ha venido generando importantes alianzas con varias cadenas de restaurantes que valoran los productos locales y las buenas practicas que estos productores están desarrollando. Juliana Lugo, quien lidera el tema de sostenibilidad y responsabilidad social del grupo Takami menciona que: “Son sorprendentes los avances de esta iniciativa ya que este es el primer proyecto de todos los que conocemos que integra todos los eslabones de la cadena productiva desde la finca hasta el consumidor”.

Este recorrido sella una alianza que permitirá que los clientes de estos restaurantes continúen consumiendo el queso y mantequilla de la marca colectiva Q.C y así también contribuir con este tipo de ganadería sostenible que busca   la protección de los bosques de esta zona de la amazonia y apoyar a estos productores que están trabajando para mejorar la calidad de sus productos.

Juan Pablo Parra, Chef ejecutivo de Cacio & Pepe y Sipote, resalta lo admirable que es el esfuerzo que están realizando estos productores, las buenas practicas que desarrollan, los altos estándares de manipulación de alimentos y como esto se convierte en ejemplo para el sector lácteo y les puede permitir incluso pensar en exportar sus productos.

Esta iniciativa que ha tenido el respaldo del Programa Conservación y Gobernanza muestra la importancia de vincular cada vez a más productores de la región que quieran hacer transformación de los modelos ganaderos tradicionales que promovían la deforestación, a un modelo mucho más armónico con los bosques de la región y que además garantiza una producción de leche de mejor calidad.